Aprende a saber cuándo perseverar y cuándo pivotar.

Hay una diferencia brutal entre emprender con enfoques predictivos (ejecutar un plan de negocios) o hacerlo con enfoques ágiles (metodología lean startup) desde la perspectiva de aprendizaje, que es la que de verdad importa.

Si quieres conseguir resultados, céntrate en aprender, no en los resultados

Los experimentos en el ciclo de aprendizaje, te ayudarán a decidir si sigues en la línea que llevas o haces cambios en tu modelo de negocio (“pivotas”), modificando alguna de sus hipótesis de partida.

¿Pivotar o perseverar?

Pivotar es hacer un cambio de rumbo para probar una nueva hipótesis sobre el producto, la estrategia o el motor de crecimiento.

Para pivotar es necesario tener un pie firmemente anclado en lo que hemos aprendido hasta el presente, y al mismo tiempo cambiar estrategias para conseguir un mayor aprendizaje.

La pregunta es simple: ¿estás haciendo suficientes progresos para suponer que tus hipótesis son válidas o debes hacer un cambio importante de rumbo?

Para un emprendedor, es clave entender perfectamente cómo se relaciona el cliente con su negocio, dónde encuentra barreras, qué le hace volver… y sobre todo, entender los procesos de causa-efecto, la clave para vender más.

Lo importante es que vas decidir seguir adelante sólo si has verificado que tienes un producto que la gente quiere

emprende y vive

Únete al grupo

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibe información de las novedades de Emprende y Vive

100% libre de spam

Te has registrado con éxito