No hay hechos en tu puesto de trabajo, por tanto hay que salir a la calle

Para decidirte a crear una startup debes tener un ADN especial.

Son tiempos de incertidumbre.

Muchos emprendedores lo intentan y sólo consiguen unos pobres resultados en el mejor de los casos.

Seguro que te han llegado noticias de amigos o conocidos que no han conseguido sus objetivos y han perdido dinero y tiempo intentando montar un negocio

Ante esta posibilidad de fracaso, es fácil querer dedicarle más tiempo a buscar información y  tenerlo todo preparado antes de lanzarte y encerrarte en tu oficina o espacio de coworking, donde te encuentras más a gusto y piensas que trabajas mejor.

Está bien ser prudente  y dedicar tiempo al análisis y reflexión, pero puedes caer en un gran problema si actúas así.

En primer lugar, nunca vas a poder reducir la incertidumbre como para sentirte cómodo, seguirás con las dudas y eso te puede paralizar.

Tu modelo de negocio se basa en unas ideas, y no serás capaz de entender los problemas de los clientes, ni cómo es el mercado y las alternativas que existen si no consigues validar tus hipótesis de partida.

Por definición una startup es una organización creada para validar las hipótesis en que se basa la visión del equipo emprendedor…en un entorno de incertidumbre.

Esta visión puede encerrar un gran potencial, pero hay mucho trabajo que hacer para convertirla en algo real.

El trabajo más importante del equipo emprendedor al empezar, es traducir el chispazo de la idea original  a hechos.

Si quieres crear una startup ganadora el primer paso es encontrar y escuchar a tus clientes potenciales

¿Dónde están los hechos?

Los hechos están fuera del edificio, y por eso hay que salir a la calle, donde los clientes viven y trabajan.

Nada es más importante al principio para entender sus problemas y aportar soluciones que estar con tus futuros clientes

hay que salir a la calle

Hay que salir fuera del edificio para aprender de los clientes

Sabemos que no es fácil encontrar e interactuar con clientes potenciales, pero si realmente quieres realizar un desarrollo de clientes con éxito, esta es la clave.

Según nos explica Steve Blank, los emprendedores creadores de una startup debéis recoger de primera mano toda la información real relacionada con vuestro modelo de negocio.

Podeis tener ayuda externa, pero el conocimiento que vais a adquirir experimentando directamente con los clientes no puede delegarse.

¡Hay que salir fuera del edificio!

Antes de lanzarte a crear un modelo de negocio innovador, debes entender que la clave no es  conseguir dinero,  ni siquiera crear un equipo para construir tu proyecto, ni buscar como conseguir ingresos de tus clientes.

Al principio tu trabajo consiste en validar tu modelo de negocio, y tienes que enfocarte en conseguir validar las hipótesis de más riesgo de tu modelo de negocio, para hacer realidad la propuesta de valor del producto o servicio que tenemos en mente.

Y para ello, hay que salir a la calle, fuera de las cuatro paredes que son tu zona de confort y seguridad, para enfrentarte a los clientes reales y aprender de ellos:

  • Dónde están, que sitios visitan…
  • Qué consumen, qué les gusta…
  • Qué problemas tienen, qué aspiraciones…
  • Qué trabajos realizan…
  • Cómo entenderlos y empatizar con ellos…
  • Y muchas cosas que aprenderás de ellos y no están en tu modelo de negocio…

Hay que cambiar nuestras suposiciones por hechos contrastados

Gracias por leer, comentar y compartir 🙂

 

 

 

emprende y vive

Únete al grupo

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibe información de las novedades de Emprende y Vive

100% libre de spam

Te has registrado con éxito