Lo que debes tener en cuenta desde el punto de vista financiero en tu startup

claves financieras de una startupDe acuerdo con la metodología “customer development“, una startup debe recorrer un largo camino desde la idea inicial hasta la validación de su modelo de negocio.

Ese camino se podría resumir en dos fases: fase de búsqueda y fase de ejecución.

¿Cómo debemos gestionar las finanzas en cada una de estas fases?

Intentamos darte las claves financieras de una startup, pero está claro que llegado el momento puede ser necesario contar con la ayuda de un experto.

Las claves financieras de una startup en la fase de búsqueda

En términos de Desarrollo de Cliente, hasta que no consigas la validación de tu propuesta de valor y de tu modelo de negocio, tu objetivo debe ser aprender.

Mantén el foco en aprender a crear valor para tu cliente mediante un modelo de negocio que funcione.

Basa tu financiación en un pequeño capital propio inicial pero sobre todo, en los ingresos generados por el propio negocio, para evitar depender de financiación externa.

De esta forma, mantienes el control total sobre el proyecto. La base es construir un negocio que se financia a sí mismo cada día.

Con los recursos de que dispongas y tu talento, debes conseguir cuanto antes clientes que compren tu producto. Ellos serán tu fuente preferente de financiación.

Si lo consigues habrás demostrado 2 cosas muy importantes:

  • Que sabes gestionar bien los recursos escasos y eres capaz de mantener un presupuesto de gastos bajo control
  • Que has sabido construir algo que a tus clientes les interesa y has conseguido que algunos te lo compren

¡Y esto es mucho demostrar!

Las claves financieras de una startup en la fase de ejecución

Cuando ya sabes cómo ganar dinero con tu idea, tienes un modelo de negocio completo y testeado, un modelo viable y escalable, tu objetivo es crecer y conseguir rentabilidad.

En este punto será más fácil encontrar financiación externa.

Aunque la mejor opción siempre es la financiación con recursos propios, en muchos casos la necesidad de invertir en marketing y ventas, crecer en otros mercados, internacionalizar el proyecto, etc, pueden hacer necesario el uso de fuentes de financiación externa para crecer rápido, evitar que alguien te robe el modelo de negocio validado, y para no convertirte en una startup “zombi”

Terminamos con este consejo de James P. Womak y Daniel T. Jones (Lean Thinking):

El despilfarro es cualquier actividad humana que absorbe recursos, pero no crea valor.

Y tú,…¿estas despilfarrando o creando valor en tu startup?

 

¡Gracias por leer, comentar y compartir!

 

emprende y vive

Únete al grupo

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibe información de las novedades de Emprende y Vive

100% libre de spam

Te has registrado con éxito