Crear una startup

Los emprendedores hablamos mucho de las nuevas metodologías para crear negocios innovadores y escalables, pero a veces  nuestras prisas por emprender, nos hacen olvidar que para la aplicación adecuada de este método (como el de cualquier otro) hay que empezar por comprender bien los principios, que servirán de guía a lo que vas a hacer.

Con esta buena base, podrás aprender las tácticas que te enseñan cómo hacer las bien las cosas y llevarlas a la práctica. En esta entrada podrás ver un resumen de los principios que Ash Maurya (el autor de Running Lean), considera esenciales para lanzar una startup, y que se pueden resumir en estos 3 pasos:

  1. Documenta tu plan A
  2. Identifica los elementos de riesgo de tu  plan
  3. Pon a prueba tu plan de manera sistemática

PASO 1: DOCUMENTA TU “PLAN A”

Describe tu idea en un documento tipo “Lean Canvas” compártelo e interactua con otras personas
Todos los emprendedores tenemos una gran idea inicial y un “plan A” para llevarla a la práctica. Pero normalmente los “planes A” fallan. Es importante para un emprendedor partir de una idea inicial poderosa y motivadora, pero esa idea debe apoyarse en hechos. Casi siempre la idea inicial se basa en hipótesis pendientes de probar, y ese el motivo por el que “los planes A” fallan.

Ponlo todo por escrito en un documento (Lean Canvas)

Tienes que describir tu idea en un documento, compartirlo e interactuar con otras personas.crear-una-startup-paso-1 Lo mejor es usar un esquema de modelo de negocio de una sola página como Lean Canvas, ya que es rápido (lo puedes elaborar en unas horas), conciso (lo que te obliga a ir al grano) y portátil (lo podrás compartir y modificar fácilmente). En este paso, tu trabajo no es definir la mejor solución para tus clientes. Tu trabajo es controlar la totalidad del modelo de negocio y hacer que todas las piezas clave encajen. Debes considerar el modelo de negocio como el “producto” que tienes que elaborar a partir de tu idea, que te va a permitir controlar las piezas clave de tu modelo de negocio y con el que podrás aplicar técnicas conocidas de desarrollo de productos en el proceso de desarrollar un negocio y crear una empresa.

PASO 2: IDENTIFICA LOS ELEMENTOS DE RIESGO DE TU PLAN

Identifica los elementos de riesgos y evita sobre todo “crear algo que nadie quiere”
Cualquier emprendedor con experiencia sabe que evitar riesgos es la clave para el éxito. Crear una startup es arriesgado y por lo tanto, nuestro verdadero trabajo consiste en eliminar sistemáticamente los riesgos que amenazan el proyecto. Si consideras que tu trabajo consiste en dedicar tiempo, dinero y esfuerzo en construir algo, es probable que lo consigas, pero no habrás evitado el mayor de los riesgos para una startup: crear algo que nadie quiere.

Las fases de una startup

Fases de una startupPara identificar los elementos de mayor riesgo, nos tenemos que situar en la fase en que se encuentre tu startup En la Fase 1, la pregunta clave que debes hacerte es si existe un problema que valga la pena solucionar: ¿Lo quieren los clientes?, ¿pagarán por ello?, ¿es factible? En esta fase tienes que determinar un conjunto mínimo de funciones y características para construir tu PMV (producto mínimo viable) En la Fase 2, la pregunta clave es: ¿he creado algo que la gente quiere?, porque tienes que probar la eficacia de la solución para resolver el problema. En esta fase hay que conseguir “tracción” o ajuste producto-mercado, y nuestro plan comienza a dar frutos: primeras ventas, firmamos contratos y nos pagan. En la Fase 3, nuestra pregunta clave es ¿como aceleramos el crecimiento? Tenemos que centrar nuestra atención en la estrategia de crecimiento, para intentar escalar el modelo de negocio

Pivota antes del ajuste producto/mercado, optimiza después

Es útil resumir las etapas de desarrollo de una startup en “antes y después” del ajuste producto-mercado: Antes del ajuste nos centramos en el aprendizaje y la pivotación. Después, nuestro objetivo será crecer y optimizar. Pivot, pivotación… son términos utilizados por Eric Ries. Cuando hacemos experimentos de pivotación, tratamos de validar hipótesis de un modelo de negocio para encontrar un plan que funcione. Cuando hacemos experimentos de optimización, intentamos mejorar esas partes de las hipótesis.

¿Cómo encaja todo esto en la financiación de una startup?

El objetivo antes del ajuste producto-mercado debe ser “sobrevivir a la travesía del desierto”. Podemos usar el término “trampear”, que es algo que todo emprendedor debe hacer “sí o sí”. Una vez alcanzado el ajuste producto-mercado, necesitaremos recursos financieros y es importante conseguir fondos. No necesariamente deben ser recursos externos, porque siempre será mejor la autonomía financiera. Bootstrapping (termino anglosajón de “trampear”) y lean startup son complementarios. En ambos casos se utilizan técnicas para lanzar una startup sin despilfarros y utilizando pocos recursos.

PASO 3: PON A PRUEBA TU PLAN DE MANERA SISTEMÁTICA

El tercer paso consiste en realizar una serie de experimentos para testar nuestro plan de manera sistemática. Lean startup es un método científico y la experimentación es un ejercicio clave.

¿Qué es un experimento?

Crear una startup Ciclo de aprendizajeUn experimento es la ejecución del ciclo de aprendizaje validado, también llamado ciclo crear-medir-aprender, ideado por Eric Ries y que describe el ciclo de feedback del cliente que impulsa el aprendizaje en una lean startup. La primera fase es la creación (de algún tipo de elemento: mock-ups, código, landing page), para testar hipótesis. La segunda fase es presentar el producto al cliente y medir la respuesta, recopilando datos cualitativos y cuantitativos. La tercera fase consiste en extraer de esos datos un aprendizaje específico para validar o refutar la hipótesis, y que a su vez da paso al siguiente conjunto de acciones. Sin datos no podremos validar. Hay que saber utilizar “la métrica que importa” en cada fase de tu startup

El metapatrón de iteración

Crear una startup metapatron-iteracionLos experimentos te permiten validar (o no) hipótesis específicas de tu modelo de negocio. Una iteración, concatena varios experimentos, para conseguir un objetivo más completo, como el ajuste producto-mercado. En las dos primeras fases tratamos de encontrar un problema que merezca la pena solucionar A continuación experimentamos para garantizar que hemos creado algo que la gente quiere, en dos etapas (cualitativa y cuantitativamente)

Nuestra opinión

Ash Maurya lo hace todo más práctico para los emprendedores. Aunque estas ideas están pensadas más bien para un emprendedor tecnológico, son útiles para todos aquellos que quieren emprender con una metodología que les sirva de guía. Es muy importante para un emprendedor la gestión del riesgo a lo largo de todas las fases del proyecto. Emprender es arriesgado y esta metodología nos permite tener una guía para centrar nuestro trabajo en eliminar sistemáticamente los riesgos más importantes que hacen peligrar nuestro proyecto. Y principalmente, este:

Para un emprendedor el mayor riesgo es construir algo que nadie quiere (Ash-Maurya)

La gestión del riesgo se analiza en cada fase, siendo un punto importante de inflexión cuando conseguimos el “ajuste producto-mercado”, que también tiene implicaciones en la búsqueda de la financiación para nuestra startup. Un punto clave muy interesante del planteamiento de Ash, es que:

Tu “producto” no es “el producto”, sino “tu modelo de negocio” (Ash-Maurya)

También es fundamental empezar por entender bien el problema del cliente y estar en un proceso constante de aprendizaje (hablar, entrevistas, encuestas…), porque es la base de todo proyecto. En definitiva, unas ideas asequibles, útiles y prácticas para todo emprendedor. Gracias por leer 🙂

emprende y vive

Únete al grupo

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibe información de las novedades de Emprende y Vive

100% libre de spam

Te has registrado con éxito